‘IU Sí, con más fuerza’, exige claridad y un debate democrático sobre la confluencia con Podemos

logoiusimaspequeño

 

 

 

Declaración

Quienes en su día apoyamos la candidatura “IU, sí; con más fuerza” y animamos actualmente un espacio de debate y reflexión para el conjunto de la izquierda, ante la situación  planteada por el registro de un Partido Político con el nombre de “Unidos Podemos” y las diversas declaraciones ambiguas, confusas y contradictorias que han recogido los medios de comunicación y que han creado inquietud e inseguridad en IU, manifestamos lo siguiente:

1.-Que la dirección de IU debe extremar los mecanismos para que se mantenga el respeto de los acuerdos establecidos entre las distintas fuerzas para la constitución y funcionamiento de la coalición “Unidos Podemos”.

2.- Que es precisa la mayor transparencia en la información a la militancia de IU, sea sobre declaraciones o sobre desmentidos posteriores. Así mismo, y aunque los medios de comunicación pueden hacer sus propias interpretaciones, lo más correcto es utilizar palabras que no se presten a significados equívocos o ambiguos. Así ocurre con el término “superar” que puede significar desde “mejorar” hasta “dejar atrás, abandonar”.

3.- Que toda declaración poco meditada, susceptible de entrañar acciones que cuestionen la soberanía de la militancia, deben ser aclarada de manera formal y en órganos políticos más amplios que los meros órganos ejecutivos. No es posible en nuestra organización ninguna agenda oculta, ningún concepto elitista del “momento histórico”.

4.- Con esa finalidad, creemos necesario un comunicado de Alberto Garzón en el que se exprese de manera formal el desmentido que, bajo distintas formas, está apareciendo en los medios de comunicación.

5.- En todo caso, reclamamos un debate claro, amplio y democrático que tenga en cuenta la experiencia de la coalición “Unidos Podemos”. Ese debate debe ser concreto. Si hay compañeros y compañeras que consideran que el destino de la confluencia es Podemos (una fuerza que no se define como movimiento político y social ni reclama ningún carácter de clase), eso debe debatirse para acordar el nivel de esa confluencia, sus formas y alcance. Y hay que tener en cuenta el importante contenido municipalista de nuestra organización, tan importante como la actividad parlamentaria y rico en experiencias de acuerdos diversos.

6.- Nosotros consideramos que hoy son convenientes acuerdos electorales y de gobierno, a partir de programas definidos, pero manteniendo la autonomía de IU y la soberanía de su afiliación para acordar o rechazar esas alianzas. Eso representa, desde nuestro punto de vista, independencia organizativa, y autonomía política e ideológica. Eso significa, dialécticamente, el máximo esfuerzo y coherencia en el fortalecimiento de IU, cuya desaparición (de cualquier forma que ello ocurriera) significaría la pérdida del mayor referente político de los trabajadores y trabajadoras en la defensa de sus intereses y el abandono de la perspectiva de superación del capitalismo, que ninguna otra fuerza política con representación parlamentaria considera como objetivo.

Publicado en Indice | Deja un comentario

ACERCA DE LA CONVERGENCIA CON PODEMOS ANDALUCÍA

j3w8zv-i

COMUNICADO DE “IU, SÍ; CON MÁS FUERZA” DE ANDALUCÍA

El pasado lunes 14 de noviembre, el Coordinador General de IULV-CA, Antonio Maíllo, declaraba, en el contexto de un desayuno informativo, su intención de “acelerar” la confluencia con Podemos de Andalucía para que vaya más allá de una “unión electoral” y se concrete en la construcción de un nuevo sujeto político, que habrá de conformarse a lo largo del próximo año 2017.

Ante estas declaraciones, quienes apoyamos en Andalucía el documento y la candidatura “IU, sí; con más fuerza” en la pasada XI Asamblea Federal de IU, constituidos ahora como espacio de reflexión y debate sobre la situación de la izquierda en general y la de IU en particular, queremos manifestar al conjunto de la militancia de IULV-CA lo siguiente:

  1. Tanto la dirección andaluza de IULV-CA como la federal de IU se amparan en los documentos aprobados en la XI Asamblea Federal de IU para avanzar en su hoja de ruta, que no es otra que la superación de IU para conformar un nuevo sujeto político, utilizando el argumento de la necesidad de eliminar su carácter de partido político y superarla como espacio de confluencia.

Así lo establece el Plan Estratégico de IU diseñado por la dirección federal cuando en el mismo se plantea como objetivo estratégico “contribuir a la construcción de un nuevo movimiento político y social que vaya más allá de la actual IU”, proponiendo para ello varias fases a lo largo de los próximos dos años, que habrá de culminar con la “construcción del espacio superador y desborde” en enero-marzo de 2019, en la antesala de las elecciones andaluzas, municipales, autonómicas (art. 143) y europeas.

  1. Desde “IU, sí; con más fuerza” hemos defendido y seguimos defendiendo que IU no está agotada como proyecto político, y que, por el contrario, es necesario fortalecerla como lo que es: como un proyecto y una organización política de la izquierda transformadora, que pretende avanzar en la construcción del socialismo democrático a partir de las propias contradicciones de la sociedad capitalista en la que vivimos.

Por tanto, no nos resignamos a que, con eufemismos y nuevos lenguajes, se avance en la disolución de IU o en su absorción o supeditación a cualquier otra fuerza política. Creemos que el trabajo necesario es corregir los errores cometidos, fortaleciendo con nuevas prácticas políticas y organizativas nuestro carácter de movimiento político y social; reforzar nuestra estrategia de convergencia, desde nuestra propia autonomía, construyendo alianzas con las organizaciones sociales, sindicales y políticas para articular un programa de mínimos alternativo a las políticas neoliberales; impulsar la movilización social en la calle y llevar las demandas de los trabajadores y las trabajadoras a las instituciones, como fuerza que somos de lucha y de gobierno. Todo ello no contradice, sino que desarrolla, los documentos de la XI Asamblea de IU.

  1. Las declaraciones del Coordinador General, Antonio Maíllo, expresan una voluntad que coincide con lo expresado reiterada y públicamente por Alberto Garzón1, pero que no responde al debate y al acuerdo de ningún órgano de IULV-CA y suponen una huida hacia adelante de una dirección a la deriva, que no tiene otro rumbo ni otro objetivo que la unión con Podemos a cualquier precio y condición.

Siempre hemos compartido la estrategia de la convergencia -especialmente la de carácter electoral- y de la confluencia en el seno de IU, pero pasar de un “nuevo espacio político”, como Maíllo y Garzón denominan a la coalición electoral Unidos Podemos, a “un nuevo sujeto político”, eufemismo de una nueva fuerza política, sea coalición, federación o partido instrumental, es un salto cualitativo que debe ser sometido a debate -bien adelantando la Asamblea ordinaria inicialmente prevista para junio de 2017 o bien posponiendo el debate hasta que la Asamblea tenga lugar-, refrendando posteriormente las conclusiones del mismo mediante referéndum del conjunto de la militancia de IULV-CA.

  1. Es conocida la afinidad personal y política entre nuestro Coordinador General, Antonio Maíllo, y la ahora coordinadora general de Podemos Andalucía, Teresa Rodríguez2, y la de Pablo Iglesias con Alberto Garzón3, pero ello tampoco es argumento suficiente para acelerar ningún proceso de confluencia orgánica, pues en las organizaciones democráticas la soberanía corresponde al conjunto de la militancia y no a sus líderes. Tampoco es suficiente argumentar la oportunidad respecto a los debates que están teniendo lugar en el seno de Podemos, que nosotros respetamos, pues entendemos que sólo le corresponde a sus militantes realizar su propia definición. En cualquier caso, nuestros debates y decisiones no pueden venir marcados por afinidades personales ni por debates internos de otras fuerzas políticas.
  2. Los datos postelectorales del CIS han puesto de manifiesto lo que ya analizamos en su momento: que la confluencia electoral el 26J no sólo no multiplicó, sino que ni siquiera sumó, pues IU perdió cuatro de cada diez votantes del 20D (un 40%, 440.000 votantes respecto del millón que le dieron su apoyo en la cita de diciembre de 2015), y muchos otros votaron a UP por responsabilidad y lealtad al proyecto y a la organización. Por otra parte, recientes estudios demoscópicos ponen de manifiesto que UP sólo recoge el 0’7 % de los votantes socialistas decepcionados por la actuación de su gestora ante la investidura de Rajoy. Entendemos que despreciar estos datos es no querer reconocer la evidencia de que la confluencia electoral y la convergencia orgánica entre Podemos e IU no producirían por sí mismas y a corto plazo la suma de fuerzas suficientes para ser hegemónicos en la izquierda ni para superar al PSOE en España y en Andalucía. En todo caso, insistimos en que cualquier confluencia electoral debe hacerse bajo la fórmula jurídica de la coalición y en pie de igualdad entre las fuerzas coaligadas.
  3. Las relaciones de las círculos de Podemos y de las asambleas locales de IU en numerosas localidades de Andalucía no son precisamente armónicas, sino conflictivas. Basta conocer la realidad interna de IU para saberlo. La confección de las candidaturas de las pasadas elecciones generales y la gestión de los espacios de confluencia de ámbito local provocaron y siguen provocando numerosos desencuentros políticos. Y esto se pondrá especialmente en evidencia si se pretende forzar la confluencia electoral y, más aún, la convergencia orgánica, para las elecciones autonómicas y municipales de 2019. No olvidemos que en muchos pueblos y ciudades andaluzas IULV-CA es una fuerza de gobierno sólidamente asentada que, en algunos casos, ha competido con candidaturas de confluencia.
  4. Declaraciones como las de Maíllo, y otras similares de Garzón, desorientan a la militancia de base de IU, pues a la ya evidente falta de visibilidad de nuestra organización añaden la duda sobre su futuro inmediato y la desaniman para seguir interviniendo con fuerza en las movilizaciones sociales y en la acción política, provocando un repliegue de aquélla o directamente la desafección o el abandono. En este sentido, venimos observando con preocupación la alarmante caída de la participación de la militancia en los órganos de IU.
  5. Por desgracia, parece que las direcciones andaluza y federal están más centradas en deconstruir IU que en intervenir con todas nuestras fuerzas en la política real. Todo lo anterior apunta a que teníamos razón cuando advertíamos de que la hoja de ruta de las direcciones andaluzas y federal de IU culmina con la desaparición de IU como organización política autónoma. Desde “IU, sí; con más fuerza” seguiremos trabajando para que dicha previsión no se cumpla.
  6. Entendemos que la prioridad actual de las direcciones de IU e IULV-CA debe ser conformar una alternativa real en el Estado que confronte con políticas de izquierdas las políticas neoliberales que desplegará el PP durante la presente legislatura, con el apoyo por convicción de C’s y por omisión del PSOE. En Andalucía, nuestra alternativa debe confrontar tanto con un PP que –no lo olvidemos- ganó las elecciones del 26J como con un PSOE derechizado apoyado en C’s.
  7. Finalmente, apelamos al conjunto de la militancia de IU para que no acepte con indiferencia o resignación una hoja de ruta que nos lleva a la supeditación, a la irrelevancia y, en el peor de los casos, a nuestra desaparición.

_____________

  1. http://www.eldiario.es/politica/proyecto-PSOE-salvo-subalterno-PP_0_580242813.html
  2. Durante la campaña de las elecciones generales del 26 de junio, Maíllo llegó a declarar que él y Teresa Rodríguez no sólo serían pareja de hecho político durante los 15 días de campaña, sino que anticipó que también lo serían para las elecciones andaluzas: “Teresa y yo seremos pareja de hecho para las elecciones andaluzas” http://www.europapress.es/andalucia/cadiz-00351/noticia-maillo-teresa-rodriguez-yo-seremos-pareja-hecho-ganar-elecciones-andaluzas-20160616224347.html . Posteriormente, ambos han publicado un libro de diálogos sobre la actualidad de Andalucía (http://www.libreria-atrapasuenos.com/inicio/150-dialogos-para-la-confluencia-teresa-rodriguez-y-antonio-maillo.html)
  3. Ver la entrevista citada
Publicado en Indice | 1 comentario

Notas para un debate en IU, ante los nuevos hechos políticos y la nueva realidad

 

cropped-logoiusimaspequeño.png

Compañeros y compañeras: nos encontramos ante una nueva situación política, tanto en el terreno internacional como en el nacional.

La autoría de este documento, emanada de personas elegidas en la Coordinación Federal de IU en el ámbito de la candidatura de “IU, sí; con más fuerza”, teníamos el convencimiento de que el análisis político de esos hechos comenzaría en la pasada reunión de la Coordinación Federal del sábado día 12 de noviembre, al objeto de propiciar el debate que es necesario en toda la organización. Pero no fue así. El análisis  presentado fue una mera descripción, y casi una relectura de noticias de prensa y datos  estadísticos.

No estamos en contra de nada sustancial de lo que en ese análisis se dice (por eso no votamos en contra), pero lo consideramos radicalmente insuficiente. De ahí que este documento se sitúe en el desarrollo y profundización del mismo. No queremos hacer un debate académico, sino  avanzar en valoraciones que permitan una práctica política lo más correcta posible.

No se trata de cuestionar los resultados de la XI Asamblea de IU. Ni Trump había ganado las elecciones presidenciales en EE.UU., ni se había formado el nuevo Gobierno, ni el PSOE se encontraba en una crisis profunda. Ningún documento podía tener en cuentcartel344a acontecimientos de esa envergadura, ni la dinámica que esos hechos van a introducir en la vida política del país.

Pero no podemos seguir trabajando como si nada de eso hubiera ocurrido, ni conformarnos con el análisis de los recortes de la prensa. La obligación de la Dirección política de cualquier organización es proporcionar los elementos fundamentales que permitan a la afiliación ajustar su actividad política práctica a la realidad.

Con toda modestia queremos contribuir a subsanar esa deficiencia. En modo alguno este documento es un catálogo de conclusiones, pero esperamos que sí ayude proporcionar  un esquema de problemas, circunstancias y valoraciones que permitan obtener ideas para fundamentar el trabajo.

Son los hechos los que avalan los análisis políticos y los que pueden cuestionar las teorías. Nosotros no seremos fieles a una hoja de ruta rápidamente envejecida.

florA.- La demanda de un debate profundo y serio sobre la nueva realidad política es urgente y debe comenzar ya.

I.- Nos encontramos ante un nuevo ciclo político que se caracteriza por:

a.- En lo internacional, el triunfo de Trump, que puede tener una envergadura casi sistémica (en función de cómo se desarrolle la pugna entre los dos modelos capitalistas de salida de la crisis, el representado por Clinton y las grandes multinacionales, apoyado en la expansión de la globalización, y el representado por Trump que considera que la globalización ha sido un error que hay que revertir).

b) En lo nacional, la constitución de un nuevo Gobierno, realmente un tripartito suave. Ese tripartito suave escenifica una representación teatral de la política en la que el PP se reserva la iniciativa, C´s jugará un papel de catalizador de propuestas más razonables, de acuerdo con los intereses del núcleo del capital dominante, y el PSOE jugará el papel de oposición “constructiva” y “eficiente”. No habrá ninguna facilidad para ningún otro tipo de oposición.

La lucha para abrirse un espacio reconocido por el electorado será muy dura y exige rediscutir nuestro trabajo en el marco de la nueva correlación de fuerzas parlamentarias.

II.-Ambas coordenadas sitúan muy bien la nueva realidad y obligan al análisis en profundidad que defendemos. Algunos elementos iniciales de ese análisis son los siguientes:

>  Estamos ante un nuevo ciclo político. No solamente ha terminado un ciclo electoral, sino también una etapa política. La formulación de tripartito suave tiene varias consecuencias:

a) No es previsible una legislatura corta, y más si se complica la situación internacional. El sistema político español concede una gran capacidad de iniciativa y gestión al Ejecutivo. Los mismos argumentos que se han utilizado para justificar la abstención se utilizarán para aprobar el “techo de gasto” y los presupuestos, con alguna concesión secundaria. Una vez hecho, el Gobierno puede condicionar cualquier propuesta que incremente el gasto.

b) La crisis originada en el PSOE tiene mucha más envergadura que un mero cambio de posición en la votación de investidura. Nadie en su sano juicio, sitúa a su Partido al borde del colapso para una operación relativamente limitada.

El régimen ha sabido recomponerse, como el capitalismo, y adaptarse a una realidad en la que la distribución de las fuerzas políticas ha cambiado y la crisis del bipartidismo no es determinante. Debemos profundizar en la naturaleza de clase de Ciudadanos y Podemos.

Hay que recordar para las faltas de memoria que “el régimen” ya ha hecho en España operaciones de la misma o superior envergadura, como fue la destrucción de la UCD y su sustitución por el PP (antes AP y con sólo 7 diputados).

>> Hemos hablado desde 2008 de que la crisis actual es una crisis global del sistema capitalista, comparándola en profundidad y alcance con la de 1929. Nadie más lo hizo, y eso permitió desarrollar un conjunto de políticas alternativas coherentes. Por tanto, no nos sorprende hablar de crisis de régimen (que sería sólo un aspecto de la crisis del sistema). La cuestión que hay que corregir, es que al igual que nunca dijimos que la crisis capitalista de 2008 era la crisis final del sistema capitalista, tampoco ha sido acertado creer que la crisis de régimen era final, con expresiones como “ahora o nunca” o “un nuevo proceso constituyente” al que no hemos aportado contenidos, y en el que hemos perdido la hegemonía en uno de los aspectos que sí habíamos trabajado, la república federal solidara. Las posiciones confederales no son las nuestras a no ser tras una discusión y acuerdo. Hágase ese debate.

Tampoco es correcto hablar de “fuerzas rupturistas”, cuando los contenidos de esa “ruptura” no están en la opinión pública ni son evidentes en los programas, ni existe una caracterización mínima de lo nuevo, es decir hacía qué se rompe. En la transición, la lucha entre reforma y ruptura, estaba bien caracterizada y la ruptura representaba una democracia representativa avanzada, aunque no se consiguiera.

>> Además, hay que ser cuidadoso en esta nueva etapa con la definición de “ruptura”. En la guerra económica y comercial que se avecina entre los intereses de las grandes empresas, Trump también adelanta el concepto de “ruptura” con la globalización. Trump es un síntoma de los nuevos neocon, y se vende como antisistema desde esas posiciones. Su entrada en escena puede variar el escenario Internacional. Y muy especialmente con la UE. Sin duda nos encontramos ante un reforzamiento del nacional capitalismo.

Debe quedar claro que en la otra orilla de la “ruptura” sólo tiene espacio un nuevo modelo productivo que cree las condiciones para un cambio político que permita la superación del capitalismo (no sólo del neoliberalismo). Lo que hemos llamado un nuevo país. Pero eso sólo lo defendemos nosotros y nosotras. Por tanto hay que resituar toda la política de alianzas y la propia concepción del Bloque Político y Social. Es decir, como construir una alternativa, aquí y ahora, a las políticas neoliberales ejecutadas por el PP y apoyadas por el PSOE, más aún tras la constitución de la gestora, y cuáles pueden ser sus programas viables.

Acierta la declaración política cuando dice que “la correlación de fuerzas entre restauración y ruptura es claramente favorable a la primera”. Y se debería añadir que eso ha aumentado.

Pero ello obliga a, no solamente describir, sino avanzar en el análisis de las causas y sacar las consecuencias para nuestra práctica política. Algo ha cambiado y algo hemos hecho mal. A los datos electorales hay que adjuntar el descenso de la movilización. Una alternativa con criterio de clase no avanza electoralmente con la movilización en retroceso. Discutir en serio y sin echar balones fuera es una necesidad en este aspecto.

>> La crisis del capitalismo se puede dar por superada en lo fundamental desde el punto de vista de los intereses del bloque dominante (aunque hay que atender a las consecuencias de la gestión de la Administración Trump).

Evidentemente, esa superación no se está produciendo a favor de la clase obrera y otros sectores populares. Cómo superar esa derrota debe ser una de las prioridades de nuestro debate.

Se ha producido ya una notable recuperación de la tasa de ganancia del capital, en base a la disminución de los salarios y el retroceso en el modelo de relaciones laborales. El Banco de España estima que en 2017 se podrá dar la crisis por superada. Obviamente, si no hay una nueva recesión.

>> Junto al acierto en la caracterización de la crisis, hemos cometido errores en este período. El fundamental de ellos es que no solamente fuimos incapaces de transmitir en la sociedad esa caracterización global (los sindicatos mayoritarios siempre hablaron de mera crisis financiera, otros de mera crisis monetaria -el euro-), sino que nuestra práctica política real no fue en muchos sitios coherente con esa visión. En nuestras propias filas predominó, en la práctica, una versión de la realidad social que ninguneaba la cuestión de la explotación capitalista para situarse en la mera distribución del excedente. En las instituciones, de forma muy amplia, no mantuvimos las mismas posiciones en los equipos de Gobierno que en la oposición, etc. Esto sigue ocurriendo y lo hace con más claridad aún. En este sentido una tarea urgente es analizar la experiencia de los llamados Ayuntamientos del Cambio.

>> Junto a ello, debemos hacer un análisis crítico y autocrítico de la experiencia que ya tenemos de la confluencia y la coalición con Podemos. Es notoria nuestra falta de visibilidad que dificulta cualquier propuesta hegemónica por nuestra parte y, si no se rectifica, lleva a la supeditación y a la irrelevancia. Seguir insistiendo en el “nuevo espacio político” (un nuevo eufemismo, anticipo del nuevo sujeto político) es seguir asumiendo la subordinación a Podemos: debate de investidura, ausencia en los medios, manifiesto de Oviedo, nuestros silencios hasta escuchar sus pronunciamientos, etc. Es necesario fortalecer a IU, y no para superarla (en el sentido de dejarla atrás o abandonarla, como señala la RAE en una de sus acepciones), sino para ganar en capacidad de influencia y hegemonía. IU no gestiona bien la coalición con Podemos (se pierden 4 de cada 10 votos de IU) y UP e IU no gestionaron bien los resultados del 20D y el 26J: no supimos leer el momento histórico, la correlación de fuerzas y las expectativas de la mayoría social progresista. La autocrítica es necesaria. Consolarse con la crisis del PSOE es absurdo y erróneo, pues dificulta la mayoría social de cambio y esperar que nosotros recojamos el descontento del votante del PSOE sin hacer nada, además de no ser probable (sólo recibimos una parte pequeña de los votos que huyen del PSOE), nos conduce a la autocomplacencia sin revisar la política.

>> Aspiramos a lograr la hegemonía entre las fuerzas populares. Pero la debilidad ideológica de nuestro trabajo durante bastantes años, es evidente. En la nueva situación, es en este campo donde la derrota ha sido más clamorosa, y superar eso una condición indispensable para cualquier futura política de transformación social. No solamente porque nuestra influencia en la sociedad y la cultura es muy limitada, sino porque la ideología dominante es también dominante en el interior de IU.

florB.- Por todo lo dicho, creemos que el debate debe tener los siguientes objetivos prácticos:

a) Superar una visión voluntarista e idealista del conflicto social (en todos los casos manifestaciones directas o indirectas de la lucha de clases). Hay que recordar que para “gestionar” un conflicto hay que ser conocido y reconocido por quienes participan en él. Además de eso tenemos importantes limitaciones objetivas por nuestro número y presencia real. Nuestro trabajo no es sustituir a los sindicatos, sino dar perspectiva general política a cada conflicto y vincular sus aspectos defensivos al cambio de sociedad. Eso no es nuevo.

La implicación en el conflicto social es necesaria pero es insuficiente. Es necesario un discurso claro, que dé certidumbres viables desde la izquierda al mundo del trabajo y las capas sociales precarizadas. Si no, lo hará la derecha (véase la victoria de Trump y el avance de la derecha extrema en Europa).

b) Abandonar la idea medieval de que basta cambiar el significado de las palabras (fundamento de algunas de las tesis del post marxismo, propias de Laclau y otros) para que cambie la realidad. Esto nos está llevando a errores importantes.

c) Recuperar la idea de que los llamados “espacios” políticos son idealizaciones vacías sin los procesos que en ellos se desarrollan, es decir sin los tiempos políticos. Eso permite entender la acumulación y la correlación de fuerzas.

d) Reforzar la vinculación de IU con los sectores sociales que quiere representar y con sus organizaciones. Son los que trabajan quienes paralizan un país y quienes amenazan con mayor profundidad el dominio del capital. Eso no se puede hacer sin los trabajadores organizados en sindicatos. Hay que fortalecer las relaciones con ellos y mejorar nuestro trabajo para influir democráticamente.

e) Combatir con fuerza el nuevo revisionismo que niega el papel transformador de toda la izquierda, privando así al movimiento obrero de sus experiencias y del análisis concreto de aciertos y errores, descargando toda la responsabilidad de la debilidad de la izquierda sobre el pasado, con lo que se ignora el papel de nuestros adversarios en la lucha de clases y nos auto impedimos la corrección de los errores del trabajo actual.

Todo esto no es un debate teórico, sino eminentemente práctico.

>> Hoy es fundamental discutir cual es el nivel de alianza/confluencia que corresponde al criterio de clase con el que cada fuerza política se dota. Y hacerlo a la luz de las experiencias ya habidas y de las posiciones políticas que cada uno adopta.  Debemos caracterizar a las posibles fuerzas aliadas, con un criterio objetivo y respetuoso (que incluye no participar en ninguna de sus luchas internas), recuperar nuestra independencia de análisis y valoración, tanto en los contenidos como en los tiempos. Hay que construir alianzas políticas y sociales en base a programas y políticas concretas y no sobre teorizaciones justificativas de decisiones ni conocidas ni discutidas y, sin embargo, ya tomadas.

Aprobamos acuerdos políticos y programáticos de geometría variable. Si creemos que el “cambio de régimen” va a venir de un sorpasso electoral en el campo de la izquierda que “obligue” al PSOE a subordinarse en un gobierno de coalición, es que no hemos entendido ni lo que nosotros mismos decimos.

Todo lo anterior implica también,

a) Un debate político e ideológico sobre el populismo, en todas sus formas, y contra el social liberalismo. Sin ello, seguiremos careciendo de fundamentación suficiente para crear hegemonía.

b) Incrementar el rigor en nuestras posiciones políticas y en su comunicación. Es necesario profundizar en construir alternativas solventes a los asuntos nucleares de nuestra sociedad, pues la realidad ha cambiado mucho en estos años: mercado de trabajo, salida de la crisis, precarización, pensiones, inmigración, aumento de las desigualdades, violencia de género, modelo de Estado, etc. No valen ya las consignas, las ideas preconcebidas o las soflamas para convencidos. La hegemonía que permite encabezar a la mayoría social no se construye desde la visceralidad ni desde la ocurrencia y esa mayoría social debe tener claro qué políticas se proponen. Hay que explicarse bien con esa mayoría, con respeto, no desde el paternalismo.

c) En aras del rigor, hay que dejar de utilizar de forma generalizada la expresión “la gente”. Porque no responde a un único colectivo. Hay muchos tipos y grupos de gente. Pues bien, hay “mucha” gente que quiere cambios, pero no quiere problemas y compromiso. De ahí la necesidad de modular y dotar de contenidos concretos a términos como ruptura o conflicto. Y como, lamentablemente, esa gente recibe sus análisis desde los medios y tiene una experiencia propia muy limitada y condicionada por el temor, son capaces de comprar el concepto de cambio vendido por Trump, y sus próximos en Europa. Por eso, hay que tener mucho cuidado con subirse al carro de los discursos y de los métodos populistas Discursos contra la política (por cierto, un residuo del franquismo sociológico) como el ”todos los políticos son iguales” (ahora, “menos nosotros”). Podemos estar abonando un campo para que otros lo cosechen. Tampoco hay que confundir la alegría y frescura en nuestros mensajes con la ocurrencia chabacana.

d) Recuperar la creación de empleo como la base fundamental de nuestra propuesta política y programática. Ya que no es así en el Programa de los 50 puntos de Unidos Podemos, situarlo prioritariamente en nuestra actividad institucional y en nuestra práctica política.

florFinalmente, entendemos que una confluencia política y organizativa que no esté dirigida por un criterio de clase no sería útil para ninguna de las fuerzas implicadas.

Hemos redactado este documento más como una propuesta de temas que de conclusiones, porque entendemos que el debate es común y las conclusiones también han de serlo.

Esperamos que te sea útil.

Nota

Notas para un debate en IU ante los nuevos hechos políticos y la nueva realidad, es un documento realizado por el equipo de elaboración de “IU, sí”. Es decir, su autoría emana de personas elegidas en el ámbito de la candidatura de “IU, sí; con más fuerza” que forman parte de la Coordinadora Federal (antigua Presidencia Federal), órgano que se reunió el pasado sábado día 12 de noviembre.

Tras la reunión,  y al objeto de propiciar el debate que es necesario en toda la organización, es por lo que aportamos este documento con la intención de que sirva para situarnos en el desarrollo y profundización del mismo. No queremos hacer un debate académico, sino avanzar en valoraciones que permitan una práctica política lo más correcta posible ante hechos nuevos de excepcional relevancia que han aparecido ante nosotros y nosotras; como son la victoria de Trump, la formación del nuevo Gobierno y la situación del PSOE. Todo ello requiere un debate serio y profundo.

Os pedimos colaboración a todos y todas los que estéis interesados en que el debate se produzca y sea útil, para que este documento alcance la máxima difusión entre la afiliación y simpatizantes de Izquierda Unida.

Publicado en Actividad Política, Comunicados, Indice, Política de Partido | Deja un comentario

Medio centenar de eurodiputadxs da su apoyo a un manifiesto en defensa de los trabajadores de Coca-Cola

trabajadores-coca-cola_ecdima20151209_0006_20

Un total de 53 eurodiputados de distintos Estados miembros de la Unión Europea y de hasta cinco Grupos parlamentarios distintos han dado su apoyo a un manifiesto en defensa y apoyo con los trabajadores de la planta de Coca-Cola en Fuenlabrada. El texto, promovido por la eurodiputada de Izquierda Unida Paloma López después de la participación de varios de ellos en unas jornadas sobre los retos del sindicalismo en Europa, exige a la multinacional de refrescos que acate las sentencias de la Audiencia Nacional y el Tribunal Supremo, que dictaminaron que todos los empleados deben ser readmitidos en sus antiguos puestos, algo que hasta el momento la empresa se niega a cumplir.

 Para López, el de la planta embotelladora de Coca-Cola en Fuenlabrada es un caso “de indudable relevancia internacional” porque “en su incumplimiento de la legislación y su ataque a la negociación colectiva, Coca-Cola está violando derechos fundamentales reconocidos en la normativa europea”.

Asimismo, cree que resulta “evidente” que la multinacional está usando la planta que en su día el máximo representante de la marca en España definió como “la joya de la corona” europea, como “un laboratorio de pruebas para la reestructuración continental de las actividades” de la compañía.

“La solidaridad de los eurodiputados y eurodiputadas, es solidaridad para los que luchan y no renuncian a hacer valer los derechos de la clase trabajadora”, ha afirmado López.

El manifiesto, además de la de López, lleva la firma de todas las eurodiputadas y eurodiputados de la delegación de Izquierda Plural en la Eurocámara -Marina Albiol, Ángela Vallina, Javier Couso, Lidia Senra (AGEe) y Ernest Urtasun (ICV)-.

El texto explica que Coca-Cola se ha negado a cumplir las sentencias judiciales en su contra, al incorporar “a la mayor parte de los trabajadores a un Centro de Operaciones Industriales y Logísticas (COIL) creado ad hoc por la empresa en claro fraude de ley, pues tal y como ha confirmado la Inspección de Trabajo de Madrid en abril de 2016, estos se encuentran sin trabajo efectivo en este centro”.

“Seguiremos luchando para que se cumplan las sentencias y para que se reequilibren las relaciones en favor del trabajo”, después de “los duros ataques contra las normas laborales efectuados en España al amparo de las exigencias de la gobernanza europea”, ha advertido López.

Manifiesto-coca-cola

Publicado en Actividad Política, Empleo, IU Parlamento Europeo | Etiquetado , | Deja un comentario

Vallina pide un cambio en la ley “que acabe con el voto robado” a las personas que residen fuera de España

angela-vallina

La eurodiputada de Izquierda Unida Ángela Vallina ha exigido este jueves “un cambio en la ley electoral” que ponga fin “a la carrera de obstáculos” que deben sortear para poder ejercer su derecho al voto los españoles residentes en el extranjero. A propuesta suya, la comisión de Peticiones (PETI) del Parlamento Europeo enviará una carta a las autoridades españolas pidiendo modificaciones para facilitar la participación en la vida política de cerca de dos millones de personas que viven fuera.

Los miembros de PETI debatieron esta mañana sobre dos peticiones presentadas por ciudadanos del Estado español residentes en el extranjero en las que exigían a la Eurocámara una solución para obligar al Gobierno de Mariano Rajoy a acabar de una vez por todas con el voto rogado, que entró en vigor en 2011, aún con el PSOE en el Gobierno.

“Hemos recibido numerosas quejas de ciudadanos europeos sobre este tema. Y todos sabemos que la mayor parte de ellas vienen del Estado español, ya que después de la reforma de la ley electoral en 2011 entró en vigor el voto rogado o, como se le conoce comúnmente, el voto robado, convirtiendo un derecho fundamental en una carrera de obstáculos”, ha explicado Vallina, coordinadora del Grupo de la Izquierda Unitaria Europea/Izquierda Verde Nórdica en esta comisión.

La eurodiputada ha denunciado que, todas las trabas administrativas del sistema actual tienen como consecuencia que “más del 90%” de los españoles residentes en el extranjero, “se queden sin votar”. “Hasta el exministro Jorge Fernández Díaz tuvo que reconocerlo”, dijo la parlamentaria para quien, al final, el sistema de voto rogado resulta “en la privación de un derecho esencial y la manipulación del resultado de unas elecciones”.

“Son dos millones de votos -insistió Vallina-. Puedo entender que a algunos gobiernos les interese que esas personas que han tenido que emigrar por la crisis económica, no voten. Pero queda claro que es necesario la reforma de una ley que dé paso a una normativa justa y garantista”.

Ángela Vallina también ha criticado las recurrentes respuestas de la Comisión Europea cada vez que se les plantea este tema, del que suelen desentenderse aludiendo que no tienen competencias. Esto, en su opinión, no es aceptable, puesto que el derecho al voto es un derecho fundamental de la UE. “Así lo establece el artículo 10 apartado 3 del Tratado de la UE”, ha recordado.

Además, si este derecho no se respeta en Estados miembros como España, “donde se viola una y otra vez el derecho al voto”, hablaríamos también de que supone un “incumplimiento de la libertad de movimiento y residencia de los ciudadanos de la UE”, derecho regulado “en el tratado de Funcionamiento de la propia Unión y en el Artículo 45 de la Carta de Derechos Fundamentales”.

PETI acordó mantener ambas peticiones abiertas y enviar una carta al Gobierno pidiendo acciones concretas. Asimismo, se propondrá a la comisión de asuntos Constitucionales del Parlamento, la elaboración de una opinión para saber la situación general de los diferentes Estados miembros. Por último, los miembros de PETI se pondrán también en contacto con la comisión de Peticiones del Congreso de los Diputados para informarles y ver si esto puede dar pie al desarrollo de alguna iniciativa legislativa.

Publicado en Actividad Política, IU Parlamento Europeo | Etiquetado , , | Deja un comentario