Valoración de ‘+izquierda en Madrid’ ante los resultados del referéndum sobre el Preacuerdo Podemos-IU

En la Federación de Madrid, “el resultado negativo ha superado la media nacional, con un rechazo concreto al Preacuerdo Podemos/IU del 38,05% de los votos”

logo+izquierda-MADRID

El Colectivo ‘+Izquierda en Madrid’, integrado en Izquierda Unida y formado por personas que respaldaron en la Federación de IU de Madrid la candidatura de “IU, sí; con más fuerza” suscribe la declaración hecha pública por nuestro referente federal ‘+Izquierda’ que se puede consultar en http://iusiconmasfuerza.es/2019/03/12/los-resultados-del-referendum-sobre-el-acuerdo-entre-izquierda-unida-y-podemos-ponen-de-relieve-un-creciente-rechazo-a-esta-politica-concreta-de-confluencia-establecida-por-la-direccion-de-iu/

Sobre los elementos específicos de esos resultados en la Federación de Madrid de IU queremos añadir lo siguiente:

1.-‘+Izquierda’ hizo un llamamiento claro y explícito para el voto NO. Junto a la posición implícita y no pública de otros sectores de la Federación de Madrid, el resultado negativo ha superado la media nacional, con un rechazo concreto al Preacuerdo Podemos/IU del 38,05% de los votos y el voto positivo ha estado entre los más bajos de España (56,65%).

2.- Creemos insuficiente el análisis de que el voto negativo es consecuencia de los desencuentros concretos con Podemos en las distintas localidades. Nuestra afiliación tiene la suficiente experiencia para no dejarse llevar por razones de mayor o menor empatía. Las razones válidas para el análisis son siempre políticas y no pueden recaer en “el otro” porque eso nos inhabilita para valorar y corregir la situación. La Dirección ha priorizado una explicación de este tipo, que elude la propia responsabilidad.

Entre las razones políticas más evidentes y específicas en Madrid hay que considerar:

1.- La intromisión de la Dirección Federal de IU en el acuerdo autonómico, pactando un texto con Podemos que no es aprobado por la dirección de la Federación de Madrid.

2.- Ese acuerdo reproduce los mismos defectos que el preacuerdo Federal, por lo que también aquí desde ‘+Izquierda en Madrid’ hacemos un llamamiento explícito a votar NO al mismo, si se sometiera a consulta. Tampoco contiene ningún elemento político ni programático, lo que genera una gran desconfianza hacia las líneas de trabajo del futuro Grupo en la Asamblea, en el que IU será muy minoritaria. Gran parte de la afiliación ha leído ambos Preacuerdos como una subordinación de IU a Podemos y una mera tabla de salvación de ésta organización, lejos de un acuerdo equitativo, de igual a igual, entre aliados.

3.- Es evidente que la errónea teoría del “nuevo sujeto político” es una mera coartada para justificar posiciones electoralistas: ¿Con quién se construye ahora ese nuevo sujeto? ¿Con Podemos? ¿Con Anticapitalistas? ¿También con Carmena y Errejón? ¿Con uno distinto en cada ámbito electoral? ¿Con una fracción de una fuerza política con la que luego estamos obligados a pactar en las generales?

4.-En bastantes municipios madrileños, pero sobre todo en Madrid/Ciudad, y en la Comunidad de Madrid, la Ley D’Hont no penaliza la diferenciación de candidaturas, pero sí lo hace el umbral mínimo del 5%. Pero IU, por sí misma, tiene muchas dificultades para superar ese umbral. No obstante, esa circunstancia no deviene de un castigo divino. Es consecuencia de los enfrentamientos en 2015 y, sobre todo, de la invisibilidad como consecuencia de la dinámica de Unidos Podemos. Cuatro años más en esa dinámica nos llevan a una real dilución en el espacio agónico de Podemos. Que nadie se engañe.

5.- Por tanto, en Madrid, malos resultados con acuerdos y malos resultados sin acuerdos. Estos solo están justificados allí donde las candidaturas ofrezcan posibilidades reales, iguales o mejores que la situación actual. Asimismo, pensamos que esos acuerdos están justificados en las instituciones desde donde, posteriormente, se pueda trabajar por la gran tarea pendiente de reconstrucción del proyecto político, así como del espacio unitario de una izquierda alternativa de clase.

Por eso trabajamos desde ‘+Izquierda en Madrid’

Publicado en Análisis, Comunicados | Deja un comentario

Los resultados del referéndum sobre el Acuerdo entre Izquierda Unida y Podemos ponen de relieve un creciente rechazo a esta política concreta de confluencia establecida por la Dirección de IU  

Los resultados del referéndum sobre el Acuerdo entre Izquierda Unida y Podemos ponen de relieve un creciente rechazo a esta política concreta de confluencia establecida por la Dirección de IU

Izquierda Unida y Podemos para las elecciones generales y europeas, desde el colectivo +izquierda’ integrante de ‘IU Si, con más fuerza’, os hacemos llegar nuestra posición: Agradecemos la implicación en este proceso de todas las personas afiliadas y simpatizantes, aunque como venimos manifestando y constatando, el método elegido al carecer del necesario debate en las asambleas no favorece la participación. El modelo debe ser  la democracia participativa y no la mera democracia representativa y, menos aún, la que simplemente ratifica. El análisis de los datos pone de relieve que solo han acudido a votar el 27,4 % del censo electoral, que son unos resultados de participación perores que los que se produjeron en las votaciones del Acuerdo para las elecciones generales de 2016. También se produce un descenso significativo de los apoyos al actual acuerdo (61%), mientras que el 37,4 % de los votantes han dicho NO al mismo, lo que pone de relieve un creciente rechazo a esta política concreta de confluencia establecida por la Dirección de IU.  Es evidente que son múltiples las causas de tal rechazo, por eso no se puede caer en la tentación de reducir el análisis a situaciones emocionales en la relación con Podemos. Es una pobre valoración que no tiene en cuenta que la afiliación de IU tiene la suficiente experiencia para no dejarse llevar por razones de mayor o menor empatía, en base a lo que está sucediendo en las negociaciones de cara al proceso electoral del 26 de mayo (europeas, autonómicas y municipales). El rechazo obedece a razones políticas, entre ellas: La aplicación del Acuerdo de 2016 ha limitado la visibilidad política de IU cuya consecuencia ha sido una menor capacidad de maniobra para adoptar posiciones alternativas claramente diferenciadas de Podemos.

El preacuerdo que se ha sometido a votación carece de elementos programáticos, lo que genera la inquietud y desconfianza sobre el hecho de que nuestras propuestas (como ha venido sucediendo) se abran paso dentro de un grupo parlamentario donde IU será claramente minoritario.Una parte importante de la afiliación ha leído el preacuerdo como una subordinación de IU a Podemos y como una tabla de salvación de esa organización, muy alejado de un acuerdo equitativo entre aliados.

Desde +izquierda’ seguiremos  defendiendo firmemente la necesidad de alcanzar acuerdos de unidad con otros actores políticos y sociales que hagan avanzar en las mejoras materiales de las y los trabajadores y otros sectores populares, así como la reconstrucción de la izquierda de cara al futuro.‘Acuerdos, sí; pero no así’. Seguiremos con nuestro compromiso de lealtad en la campaña, pero es inexcusable la asunción de responsabilidades ante el fracaso de la política acordada en la XI Asamblea de IU. Del mismo modo, ya es una necesidad que se vaya trabajando en la convocatoria de una Asamblea Extraordinaria una vez terminado el proceso electoral, como ya propusimos en su día.

logo+izquierda2

Publicado en Comunicados, Indice | Deja un comentario

NO al Preacuerdo entre IU y Podemos para las elecciones generales

NO al Preacuerdo entre IU y Podemos para las elecciones generales

Los compañeros y compañeras vinculados al Colectivo #MASIzquierda queremos manifestar nuestra opinión acerca del Preacuerdo suscrito entre Izquierda Unida Federal y Podemos para las elecciones generales y trasmitirla a toda la afiliación de IU y al conjunto de sus simpatizantes, concluyendo de ahí nuestra posición ante el referéndum convocado para ratificar el mismo:

1.- Nos felicitamos por la realización del referéndum, que fue una propuesta que muchos de nosotros planteamos en el momento de discutir el acuerdo marco de confluencia con esas fuerzas.

2.- Lamentamos que los acuerdos concretos se hayan comunicado a los medios de comunicación antes que a los órganos de dirección de IU.  A lo sumo se han conocido algunas de las propuestas hechas por la dirección de IU sobre candidaturas de ciertas  circunscripciones, que -por otra parte- previamente había dado a conocer la Prensa. El papel de los órganos de IU y de la militancia queda así limitado a la mera ratificación de un documento, y esa es la versión más pobre y menos participativa de la democracia interna.

3.-Del análisis del Preacuerdo se desprende, como elemento más llamativo y destacable, que aparte del cambio de género (Unidas por Unidos) se repiten las líneas generales de los acuerdos de 2016.

Pero fueron esos acuerdos los que han llevado a la situación de escasa visibilidad política en la que hoy está IU y han limitado su capacidad de maniobra incluso para la negociación de los correspondientes a estas elecciones. La afirmación “anteponemos la unidad a los intereses de las organizaciones” no deja de ser una mera expresión retórica y vacía puesto que la unidad sólo es tal cuando se fortalecen sus integrantes;  si no es así, estamos en otra cosa.

También es mera retórica la explicación dada sobre la presencia de nuestro coordinador federal  por la circunscripción de Málaga. No es serio decir que así se consigue mayor visibilidad para IU: ni la dinámica propia de una campaña electoral en España ni el modo de trabajo de los  medios de comunicación avalan esa explicación.

Tampoco es aceptable la proporción acordada en las listas para las elecciones europeas de un candidato de IU por cada 3 de Podemos. No se corresponde con los resultados de las últimas elecciones al Parlamento Europeo, que fueron mejores para Izquierda Unida que para Podemos, ni se pueden justificar con cesiones de Podemos en las demás convocatorias: no existen.

En consecuencia, llamamos a todos y todas a rechazar ese acuerdo y votar No en el referéndum. Representa más de lo mismo y no podemos ignorar que hoy la incapacidad de Izquierda Unida para decidir con autonomía es, precisamente,  fruto de la aplicación durante este período del modelo de confluencia que se intenta repetir con el Preacuerdo. A lo sumo, estamos votando por una reconfiguración de presencias personales mal explicada.

3.-En la situación actual es evidente que las consecuencias de este Acuerdo no serán positivas para las elecciones municipales y autonómicas y, sobre todo, no crea las condiciones para la recuperación y reorganización de un proyecto de izquierdas alternativo.

El modelo de confluencia desarrollado hasta hoy ha fracasado y en lo electoral ha ido perdiendo apoyos de forma acelerada y evidente, fragmentando a la izquierda. Nada sólido se podrá construir sobre ese modelo porque no responde a la realidad política y social española. Cualquier elucubración en esa dirección está llamada al fracaso y no es más que una coartada de autojustificación para un mal Acuerdo.

La creación de esas condiciones es la exigencia del momento. Hacer posible lo necesario es el trabajo que os proponemos.logo+izquierda2

Publicado en Indice | Deja un comentario

MANIFIESTO DE INDEPENDIENTES DE EUiA: Una izquierda coherente

MANIFIESTO DE INDEPENDIENTES DE EUiA:

Una izquierda coherente

En los últimos años, la derecha ha protagonizado un ataque frontal contra los derechos laborales, las libertades fundamentales y los servicios públicos, desmantelando las conquistas populares de las décadas anteriores. En toda la Unión Europea, los partidos socio-liberales (como ERC o el PSOE) han seguido el mismo camino, avalando una involución social sin precedentes a pesar de las promesas hechas a su electorado. Sólo la presión de las izquierdas organizadas ha permitido frenar este proceso y sigue siendo la única barrera contra los estragos del capitalismo.

2008-02-01_IMG_2008-01-25_19_08_45_euia

Por desgracia, tanto en Cataluña como en España, el discurso nacionalista ha servido para ocultar las consecuencias de estas políticas desde la crisis, evitando que sus impulsores recibieran el castigo de las urnas y dificultando la convivencia en una sociedad plural, ahora amenazada por el resurgimiento de la extrema derecha.

Desde su fundación, Esquerra Unida i Alternativa ha sido un espacio de encuentro para personas y partidos que luchan por una sociedad realmente democrática, justa e igualitaria. Un Movimiento Político y Social organizado para transformar la sociedad y construir el socialismo. La gravedad de la situación actual nos reafirma en la vigencia de nuestro ideario y la necesidad de ser coherentes en llevar nuestra política a las instituciones, aliados al sindicalismo de clase y los movimientos sociales progresistas.

En consecuencia, como militantes de EUiA nos hemos implicado en la construcción de una confluencia, Catalunya en Comú, que priorizara el bien común antes que la división identitaria. Y hemos militado para construir puentes más allá de Cataluña participante del proyecto de Izquierda Unida. Porque sólo desde la unidad de las clases populares en defensa de sus intereses podemos dar respuesta a la crisis social y nacional actual.

puente

La decisión del Coordinador General de EUiA de proponer un acuerdo con ERC en las elecciones generales dentro de los órganos de “Comunistes de Catalunya”, supone ignorar la cesión de las competencias electorales hecha por los partidos integrantes en favor de EuiA. Supone también desviarse de la política de IU en Cataluña, como recuerda la Resolución de la Coordinadora Federal del 23 de Febrero, de la que somos corresponsales tal y como marcan los estatutos de EUiA. Y es una clara falta de lealtad hacia los debates de la militancia de EUiA y de las decisiones tomadas en su Asamblea: único órgano que podría decidir de un cambio en la política de alianzas.

Pero, sobre todo, es una muestra de incoherencia política que pone en riesgo el propio proyecto de EUiA e IU y su capacidad de articular, conjuntamente, una alternativa de clase y federal.

Una vez más, Nuet se sitúa fuera de la política de la organización de la cual es Coordinador General, una deslealtad que se ha hecho visible en otras ocasiones: como la creación de una plataforma ( “Sobiranistes”) al margen de EUiA para influir directamente en Catalunya en Comú, el apoyo a la diputada tránsfuga Elisenda Alamany cuando ésta abandonaba el grupo de Catalunya en Comú – Podem en el Parlamento de Cataluña o del aval dado en numerosas candidaturas competidoras de Catalunya en Comú en las próximas elecciones municipales.

Es una deriva que no sorprende, dado el estilo personalista con que Nuet ha dirigido EUiA, más pendiente de los réditos electorales propios y de los vientos mediáticos del nacionalismo catalán que de la realidad política de nuestra organización.

Como militantes de EUiA, exigimos a Nuet que abandone sus responsabilidades actuales y que permita que sea la militancia de Esquerra Unida i Alternativa la que defina su futuro, solidariamente con Izquierda Unida.

Firman (en orden alfabético), como miembros del Consell Nacional d’EUiA:

Ana Martín Gonzalo

Anna Flores Carrión

Antonio Polo Lama

Javier Adalid García

Juan Andrés Osorio Piñeiro

María Carmen del Jesús Romero

Mireia Rovira Adalid

Pere Mariné Jové

Rubén García Martín

Publicado en Comunicados | Deja un comentario

Por una izquierda con futuro: hacer que lo necesario sea posible

Las recetas neoliberales que se han implementado para superar la crisis del 2008 han supuesto una importante pérdida de derechos, han generado un grave sufrimiento social y también han agitado conciencias, han generado exigencias de cambio y han alterado el panorama electoral. Sin embargo, en ningún caso la izquierda ha sido capaz de superar nítidamente la lógica neoliberal.
No lo han conseguido los partidos tradicionales y tampoco lo han conseguido los nuevos partidos (Podemos, la Francia Insumisa, Syriza, el Movimiento 5 Estrellas y otros de menor entidad) que surgieron al socaire de esta coyuntura tomando como bandera superar la vieja política y darle una salida popular a la crisis. Es más: en algunos casos, como Italia o Grecia, estos partidos han acabado ejecutando políticas radicalmente distintas a las inicialmente prometidas.
La terrible realidad es que no sólo nos hallamos ante un ciclo conservador tradicional sino que la alternativa más probable a las políticas conservadoras es su agudización mediante la contaminación con políticas de la extrema derecha, como se ha puesto de manifiesto en los últimos procesos electorales en Europa y América. Lamentablemente, la agitación, la frustración y el miedo han derivado más fácilmente hacia las propuestas corporativas, autoritarias y xenófobas de la extrema derecha que hacia las propuestas solidarias y progresistas de la izquierda
Es urgente, por tanto, que la izquierda y las fuerzas progresistas inviertan esta deriva abandonando sus inercias, su confusión y su ambigüedad. La confianza mágica en que el tiempo acabará por darnos la razón, los discursos autocomplacientes, las promesas simplistas y demagógicas y las miserias oportunistas son lastres que es imprescindible eliminar.
En el año 2015, cuando se constituyó el gobierno portugués, la izquierda española apenas prestó atención a este hecho porque estaba demasiado ocupada en conseguir (o evitar, según el caso) el famoso “sorpasso” y porque algunos estaban demasiado distraídos con la supuesta, próxima e inevitable ruptura del “régimen del 78” y con remediar el “fiasco” de la transición.
Cuando, en diciembre del 2015, las elecciones generales se tradujeron en una ligera mayoría de la izquierda, se optó por arrojar al sumidero de la historia este “insignificante” botín y se forzó la convocatoria de una nuevas elecciones en las que la izquierda perdió terreno y la derecha recuperó su hegemonía. En efecto, los resultados del 26 J pusieron de manifiesto la profunda división de la socialdemocracia y la evidencia de que los procesos cupulares de confluencia pre-electoral no siempre suman, sino que, en ocasiones, restan electoralmente y dividen políticamente.
Tres años después, Portugal es un país con un Gobierno sostenido por diversos partidos de izquierda, que no ha hecho la revolución pero que lleva a cabo una política progresista y realista, que mantiene a raya a la derecha y donde la extrema derecha no es una amenaza significativa.
En España, por su parte, la exitosa moción de censura al gobierno de Rajoy ha puesto en marcha una experiencia progresista propiciada por el impacto de la sentencia de la Gurtel y la corrupción generalizada del PP. La mera existencia de una alternativa de gobierno tangible ha tenido un efecto positivo en la opinión pública y parecería lógico pensar que, por parte de las fuerzas progresistas, habría una voluntad firme de engancharse a este tren para propiciar un cambio real en el país.
Sin embargo, la realidad es que, seis meses después de la investidura de Sánchez, una parte de los apoyos parlamentarios ha roto con el Gobierno y su socio mayoritario ya lo da por liquidado.
No hace falta perder demasiado tiempo en explicar lo que va a suceder en este país si el balance del actual Gobierno queda asociado a conceptos como “inviabilidad”, “inutilidad” o “fracaso”. La espectacular deriva del PP y Ciudadanos hacia discursos y propuestas propias de la extrema derecha en casi todos los ámbitos, así como la irrupción institucional de Vox, auguran una auténtica lluvia de azufre en temas laborales, de derechos y libertades, privatizaciones, respeto a la pluralidad territorial, gestión del problema catalán, inmigración y un larguísimo etcétera.
Los resultados de las elecciones andaluzas, sin ser necesariamente extrapolables al resto del Estado, indican bien claramente que no estamos hablando de hipótesis poco creíbles o interesadas sino de posibilidades muy reales e inmediatas.
Esta reflexión elemental no parece que vaya a ser capaz de sobreponerse a los intereses partidistas de algunos actores pero, para quienes firmamos este escrito, es fundamental que, tras las próximas elecciones generales, pueda constituirse otro Gobierno que avance por la izquierda.
Que se aprueben unos nuevos presupuestos ayudaría sin duda a este propósito pero no nos engañemos: lo esencial es que, en los próximos meses, se aprueben las medidas relativas a salario mínimo, pensiones, protección medioambiental, memoria histórica, código penal, etc que ya están sobre la mesa.
Que cualquier fuerza progresista, pueda oponerse a ello o, sencillamente, entorpecer este propósito constituiría un error imperdonable.
Si, parafraseando a Boaventura de Sousa Santos, aspiramos a “una izquierda con futuro”, tenemos que centrarnos en los problemas reales de la gente y lograr que lo necesario sea posible con imaginación, iniciativa, mucha organización y prácticas políticas coherentes con ese objetivo.
De la misma manera, debemos huir del círculo vicioso de crispación, volatilidad, confusión y sobresalto permanente que caracteriza la política española. Este juego beneficia a la derecha y sofoca el discurso y las propuestas de la izquierda.
Los firmantes de este manifiesto apostamos por el federalismo español republicano entendido como el federalismo de la libertad, los derechos, la participación y la responsabilidad, tanto frente al independentismo como frente al rebufo patriotero.
De igual modo, frente al neoliberalismo y la crisis de legitimidad de la UE, que lleva a partidos de la izquierda a cuestionarla y refugiarse en la renacionalización, defendemos el avance social y federal de Europa.
El futuro de la izquierda pasa más por explicar, por convencer al no convencido y por defender con firmeza nuestros valores y nuestros objetivos estratégicos. Pasa por defender sin ambages ni excepciones los valores democráticos; pasa por explicar honestamente la verdad y renunciar a la demagogia; pasa por poner las personas por encima de las fronteras; pasa por buscar la sintonía con la sociedad organizada que comparte nuestros valores; pasa por apoyar sin fisuras un movimiento sindical que es la primera víctima de este ciclo conservador; pasa, en fin, por reconocernos a nosotros mismos en nuestra pluralidad, ejerciendo la crítica y la autocrítica pero sin poner jamás los intereses partidistas por encima de las posibilidades de colaboración.
Por otra parte, la deseable aspiración a la unidad de acción de la izquierda política y social española debe ser real y basarse en el respeto a la pluralidad y no en pretensiones de hegemonía excluyente, en el reproche mutuo, en estatutos de limpieza de sangre o en estériles tacticismos cortoplacistas.

Firman este Manifiesto, por orden alfabético:

Javier Adalid

Teresa Aranguren

Mariano Asenjo

Juana Caballero

Ignacio García

José Antonio García Rubio

Jaime Gareth Florez

Eberhard Grosske

Francisco Guarido

Cayo Lara

Gaspar Llamazares

Paloma López

Gloria Marcos

Daniel Martínez

Montserrat Muñoz

Alberto Novoa

Tasio Oliver

José Luís Pérez Tapias

Antonio Polo

Arantxa Rodríguez

Antonio Roldán

Isabel Rosales

Ricardo Sixto

Diego Valderas

Susana Vila

Carmen Villares

Miguel Ángel Viñas

Nota: El documento está abierto a nuevos firmantes, puedes hacerlo en este enlacehttps://porunaizquierdaconfuturo.home.blog/

NUEVOS FIRMANTES:

  NOMBRE APELLIDOS ORGANIZACIÓN CONDICIÓN COMUNIDAD
28 Txema Acelga PCE e IU CCOO Militante y sindicado Madrid
29 Cuqui Cabo     Madrid
30 José M. Calado Fernández     Andalucía
31 Juan Félix Camacho IU Miembro de la Coordinadora Andaluza IU Andalucía
32 Emilio Criado     Madrid
33 Victoria Delicado Useros     Andalucía
34 Teresa Esteban IU Militante Madrid
35 Manuel Fajardo Gutiérrez PCE e IU Militante Andalucía
36 José Manuel Fernández     Madrid
37 Manuel Fuentes PCE e IU Concejal y dirección IU-Seseña Castilla la Mancha
38 Caridad García   Ex diputada Madrid
39 Itoiz García-Antón IU Militante País Vasco
40 Encarna García Hernández     Asturias
41 Juan Antonio Gilabert Sánchez     Andalucía
42 Pilar Gómez Casero     Andalucía
43 Antorio Herrera CCOO Ex-secretario general provincial CCOO Málaga. Ex-militante de IU y PCE Andalucía
44 Joaquín Iborra Ortega     Madrid
45 Francisco Jiménez Trillo IU Simpatizante Madrid
46 Manuel Martín Santillana PCE e IU Concejal de IU en Osuna (Sevilla) Andalucía
47 Pascual Martínez EUPV Miembro Coordinadora Federal País Valenciano
48 José Navas PCE e IU Militante. Pres. ONG Por un sistema Alternativo Andalucía
49 Rosa Palomar Bellido     Andalucía
50 Ginés Jesús Parra Córdoba IU Militante. Miembro Coordinadora Andaluza Andalucía
51 Eduardo Pérez Fernández IU Concejal de IU en Ogíjares (Granada) Andalucía
52 Miguel Ramírez PCE e IU Portavoz Grupo Municipal IU Manzanares Castilla la Mancha
53 Felipe Ramos IU-C Concejal de IUC Canarias
54 Juanma Reina Gil IU Simpatizante Andalucía
55 Paco Reyes PCE e IU Militante Andalucía

 

 

Publicado en Comunicados | 1 comentario